Escamas de rPET para fibras de PET

La producción de fibras de PET es una aplicación cada vez con más demanda, particularmente en países en desarrollo de Asia, África y Sudamérica. Para alcanzar la calidad adecuada de las escamas de rPET hay que separar colorantes y aditivos y eliminarlos del PET post-consumo que se trata en la línea de reciclaje.
SOREMA ofrece diferentes soluciones para la producción de cualquier tipo de fibra a partir de escamas de rPET.

La flexibilidad de las soluciones modulares, los diferentes tamaños de instalaciones (desde 500 a 9.000 kg/h de capacidad de producción) y la competencia de SOREMA pueden garantizar a sus clientes las tecnologías más avanzadas y mejores para la producción de escamas de rPET de altísima calidad.
Mas del 60 % del PET producido en todo el mundo se destina a la producción de fibras sintéticas. Estas fibras se han venido fabricando industrialmente desde finales de los años 40. Hoy se fabrican con diferentes diámetros, dependiendo de las necesidades de su aplicación final. Las fibras de PET hechas al 100 % con rPET post-consumo ya se introdujeron en 1999 por parte de Mohawk Industries. Se considera que las fibras sintéticas constituyen un 65 % de la producción total, siendo el restante 35 % fibras naturales.
Las fibras de PET se usan para la fabricación de ropa y tejidos del hogar. Se usan, por ejemplo, en alfombras, cortinas, paneles de pared, sábanas y almohadas. Además son comunes en objetos tales como tubos flexibles, cuerdas y redes. Su utilización en tan amplia variedad de aplicaciones se debe al hecho de que presentan una fuerte resistencia a los agentes químicos y a la tensión mecánica. Otras ventajas de las fibras de PET las convierten en particularmente atractivas para la vida cotidiana. Por ejemplo, las fibras de PET son extremadamente resistentes al estiramiento y al encogimiento, y se secan muy rápidamente. Esto hace que su uso en la confección sea muy interesante, ya que se pueden lavar con facilidad. La ropa hecha de fibras de PET también presenta la ventaja de ser antiarrugas, haciendo del planchado una tarea casi inexistente. La conservación del color es otra cualidad que hace su uso muy interesante.
La producción mundial del PET textil aumentó desde 20 millones de toneladas anuales en el 2002 a 39 millones de toneladas anuales en el 2008.
El uso de fibras de PET en la industria incluye el reforzado de neumáticos y de hormigón, los cinturones de seguridad y las cintas transportadoras. Esto se debe no solo a sus excelentes características mecánicas, sino también a su resistencia a la luz y a una amplia gama de condiciones climáticas. El hormigón reforzado con fibras contiene fibras de PET distribuidas de forma uniforme. Esta aplicación tiene como objetivo evitar grietas, que con frecuencia se producen a causa de la deformación del plástico, y también reducir la permeabilidad ante el agua y aumentar la resistencia ante impactos. Una de las principales ventajas del PET sobre otras fibras es su resistencia a entornos fuertemente básicos, que se hallan dentro del hormigón.