Escamas de rPET para flejes

Otra importante aplicación del reciclaje de PET es la producción de flejes de PET. SOREMA puede ofrecer distintas soluciones tanto en términos tecnológicos como de capacidad (desde 500 a 9.000 kg/h de producción).

Cada línea de lavado de PET de SOREMA está diseñada específicamente según las necesidades del cliente. Diseñamos, construimos y fabricamos cada una de nuestras líneas de reciclaje de PET según las características de los materiales de entrada así como los requisitos del producto final y su aplicación.
Por todas estas razones, las líneas de reciclaje de PET de SOREMA pueden producir escamas de rPET de altísima calidad, idóneas también para la producción de flejes. Los flejes son muy usados en la industria del embalaje, particularmente para aumentar la facilidad de transporte y manejo de numerosos productos. Sus usos incluyen la sujeción de artículos a palés, la confección de atados de objetos tales como periódicos y el estibado de cargas en camiones.
Los flejes de PET se caracterizan por su alta elongación y resistencia a la tracción. Además su tensión permanece constante en una amplia variedad de condiciones medioambientales. Por ejemplo, ni el calor ni la radiación ultravioleta tienen efectos significativos sobre la tensión del material. Esta característica, junto con la gran capacidad de absorber choques, hace de los flejes de PET una alternativa extremadamente útil y válida al uso de flejes metálicos en el transporte.
Comparados con el acero, los flejes de PET tienen la ventaja adicional de ser más baratos, más ligeros y más seguros de utilizar. Además, no se produce óxido, ayudando a mantener las mercancías en condiciones más limpias. Para que los programas de recogida tengan éxito, es importante educar a los consumidores para que puedan identificar y desechar los materiales de PET. Hoy en día, muchas empresas comienzan a introducir trituradoras de flejes. Estas máquinas trasforman los flejes de PET usados, que se consideran residuos después de que las mercancías se hayan entregado, en pequeños trozos. El uso de este procedimiento presenta varias ventajas para todas las partes implicadas en el proceso de eliminación de residuos. Para empezar, los residuos de PET se reducen en volumen y son más fáciles de manejar y transportar. Esto aumenta el espacio disponible para las empresas, que con frecuencia ven como muchos metros cuadrados están ocupados por flejes de PET. Las empresas de residuos pagan cantidades mayores de dinero por los flejes cortados ya que son más fáciles de transportar desde las instalaciones de la empresa a una planta de reciclaje. El modo en que los flejes de PET se tratan por parte de las empresas para las cuales representan residuos es un ejemplo muy interesante de cooperación entre usuarios finales y empresas de reciclaje. Esta solución representa una ventaja para ambas partes, tanto logística como económicamente. Al mismo tiempo, se facilita el proceso de reciclaje, con los consiguientes beneficios para el medio ambiente.