Escamas de rPET para termoformados

El PET reciclado se usa cada vez más para fabricar termoformados. En algunos casos, el contenido de rPET del termoformado es de casi el 100 %, aunque por lo general este valor suele ser de alrededor del 70 %. El uso futuro del rPET depende mucho de la capacidad para conseguir la calidad necesaria. De hecho, al igual que para aplicaciones Botella a Botella y para película, para el termoformado también son necesarias escamas de rPET de alta calidad.
Como en muchos casos los termoformados de PET requieren una calidad de “grado alimentario” similar a la de las botellas, es de crucial importancia para los productores de termoformados de PET que deseen integrar material reciclado en sus productos acabados tener la posibilidad de confiar en la más alta calidad de escamas de rPET.

El reciclaje de termoformados de PET presenta diversas complejidades. Por ejemplo, junto con el PET suelen estar presentes PVC y otros plásticos, haciendo que la separación sea un paso crucial en el proceso de reciclaje. Durante la separación también hay que tener en cuenta la presencia de termoformados de diferentes colores. Además, la presencia de metales y otros contaminantes, difíciles de separar del PET, constituye un reto adicional en el diseño y funcionamiento del proceso de reciclaje. Aunque algunos materiales de cribado, en particular aquellos pensados para eliminar el PVC, se basan simplemente en el tamizado, la eliminación de todas las escamas de dimensiones inferiores a un valor predeterminado puede producir la pérdida de PET, reduciendo la eficacia general del proceso. Hay que tener presentes todos estos aspectos a la hora de producir las escamas de rPET de alta calidad deseadas.
Gracias a su amplia experiencia en el reciclaje de PET y a la estrecha cooperación con los principales productores de termoformados de PET de todo el mundo, SOREMA puede garantizar a sus clientes una calidad absoluta de las escamas de rPET obtenidas en sus propios sistemas de lavado. La capacidad de obtener escamas de PET de “grado alimentario” reduce la necesidad de adoptar una capa de PET virgen en el producto final, reduciendo significativamente el consumo de valiosos recursos. Esto representa una ventaja tanto desde el punto de vista medioambiental como desde el económico.
Además, las escamas de rPET procesadas por las líneas de reciclaje de PET de SOREMA son idóneas para todas las tecnologías aguas abajo de extrusión usadas actualmente, desde los tratamientos más sofisticados a la extrusión directa. No se precisan tratamientos adicionales de presecado y/o pre-extrusión para las escamas obtenidas en las líneas de reprocesamiento de SOREMA.
Los termoformados de PET se usan para un amplio rango de aplicaciones. El proceso de termoformado se distingue en calibre delgado y grueso, dependiendo del espesor de las láminas formadas. Muchos productos de uso diario, por ejemplo vasos, platos, tapas y paquetes de ampollas de medicamentos utilizan el termoformado de calibre delgado, mientras que el termoformado de grueso calibre se usa para la fabricación de objetos tales como palés plásticos y mamparas para duchas. Las láminas de termoformado deben cumplir con unos requisitos muy estrictos para muchas aplicaciones. En particular se exigirá un espesor uniforme, color y calidad de superficie bien definidos y características físicas y mecánicas específicas.
El mercado del termoformado en Norteamérica tiene un valor aproximado de unos 10 mil millones de dólares.