Película post-consumo

En términos de volumen, una de las secciones mayores del reciclaje de películas está compuesta por residuos de película post-consumo.

La calidad de la película post-consumo puede variar significativamente dependiendo de las condiciones del mercado y depende principalmente del tipo de sistemas de recogida y preclasificación que se emplean en el reciclaje. El material recogido puede presentar diversos grados de humedad y contaminación. Además, los residuos de película suelen aparecer en diferentes formas y condiciones de impresión.

Los principales contaminantes que hay que tratar en las películas post-consumo se representan en la alta cantidad de residuos orgánicos además de distintos polímeros (como multicapas y PP). Por ejemplo, las películas multicapa se componen de diversos materiales, e incluso suelen incluir componentes metálicos. Para tratar estas películas es necesario prever una sección de clasificación preliminar.

La película de PE se usa mucho en la industria del embalaje, lo que significa que llega a la mayor parte de los hogares como contenedor de diversos elementos de uso diario. Las películas de PE sirven de envoltorio para conservar alimentos, de bolsas de basura, bolsas de la compra y de embalaje de mercancías. Las películas de PP también se usan ampliamente como envoltorio de alimentos.

En las líneas de reciclaje de películas de SOREMA es posible separar debidamente – mediante distintos sistemas de detección automática – las fracciones de PP y multicapas que podrían contaminar los materiales de entrada. La presencia de estos materiales podría hacer bajar la calidad del producto final.

SOREMA ha instalado más de 300 líneas de reciclaje de películas en todo el mundo, desarrollando amplios conocimientos del proceso. Podemos garantizar una descontaminación precisa y eficaz de la película post-consumo tanto con sistemas de lavado en caliente como en frío, adoptando las tecnologías de reciclaje más eficaces. El objetivo final del reciclaje de películas post-consumo es obtener la mayor valorización de un producto de entrada muy pobre que procede casi totalmente de la recogida de basuras.

SOREMA puede tratar de forma adecuada cualquier película post-consumo y obtener las escamas lavadas finales para reutilizarse (solas o mezcladas con otros materiales) incluso en nuevas aplicaciones de producción de películas.
El primer paso en el reciclaje de películas es generar un flujo estable de residuos de entrada mediante una trituradora. Luego tiene lugar el prelavado de descontaminación, inicialmente mediante agitación y descontaminación, y luego en tanques de flotación-hundimiento para eliminar los contaminantes más pesados.

Esta operación reduce el desgaste de la maquinaria en las partes restantes de la línea. La película prelimpiada se envía luego a un granulador húmedo seguido de una centrifugadora para la retirada de agua y pulpa. Luego sigue un tanque de agitación y separación para continuar con la descontaminación; y después vienen más etapas de centrifugado para retirar contaminantes finos y agua. Un secado térmico especialmente diseñado, por aire caliente, permite retirar la humedad final con eficacia.

Todo el sistema de reciclaje de SOREMA se ofrece con un sistema de control centralizado para permitir la gestión del sistema. Se pueden suministrar también instalaciones completas de tratamiento de agua. Con SOREMA puede conseguir la mejor calidad del producto junto con bajos costes.

En el año 2013 en los EE. UU. la cantidad de sacos y película post-consumo recuperados para reciclaje fue aproximadamente de unos 500 millones de kg, que corresponden a 1,14 mil millones de libras. Esta cantidad corresponde a un aumento de 1,7 veces la cantidad de residuos recuperados en el año 2005. Aproximadamente un 42 % de los residuos recuperados se reciclaron en los EE. UU. y en Canadá. El resto se destinó a exportación.